Soy ayuno de tu ser
Hago dieta de tus besos
Ni siquiera como perdices
Porque una gripe aviar
Se ha encargao de destrozar
Lo bueno y malo de este cuento

Que ya no cuento ovejas
Para conciliar el sueño
Ahora cuento todo aquello
Que no depende de algun dueño

Que pena del que se duerme
Se lo lleva la corriente
Se queda estancaito
En lo muerto y en lo inerte

Pongamos un final
De cualquier dichoso día
Asi suena la esperanza
Ante una amarga desedida


Añadido por

VerLetra

COMPARTIR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

VIDEO