Yo le entregué mi amor a una chica en la gran ciudad
Y al besarla en la noche mi nombre escuché
¡Oh no! era la voz de María
Y yo me gié la vi correr lejos de mí

Nunca podré olvidar su mirada y sus lágrimas
como he podido burlarme de su corazón

Era tan dulce María ¿Dónde estará? Ya no vendrá, yo la perdí
Eres mía María, si eres, siempre sigues siendo mía
Y yo jamás te puedo olvidar
Eres mía María, si eres, siempre sigues siendo mía.
Y no me podrás perdonar

Desde aquel día te buscó en las calles de mi ciudad
se que te has ido y nunca te voy olvidar
¡Oh no! Yo sólo a ti te quería
no puedo más si tú no estás no viviré

x3
Eres mi María, si sigues siendo mia y yo jamás te puedo olvidar


Añadido por

admin

COMPARTIR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD

VIDEO